Recibí GRATIS el News
EDITORIAL| PATRIMONIO| URBANISMO

Rosario, una experiencia inolvidable… (día 1)

Agradecemos a La Fundación de la Ciudad de Rosario, y a la Municipalidad de Rosario, por la invitación a participar de un increíble Press Tour (2 días) y por tener esta oportunidad de redescubrir Rosario y su gente. Es un ejemplo que deberían seguir muchas ciudades en nuestro país. ‘Pero mejor pasemos directo al cuento…

VISITA AL CITY CENTER

Inmobidiario formó parte de la delegación que se alojó ‘desdoblada’ en 2 hoteles 5 estrellas  de Rosario: el tradicional Ros Tower, y el Esplendor Savoy Rosario. Arrancó el tour con la visita al City Center, un desarrollo imponente ubicado en el cruce de Bv. Oroño y la Autopista de Circunvalación que conecta a Rosario con Buenos Aires y Córdoba.
Durante el viaje, Daniela Werkalec, directora ejecutiva de la Fundación, y Ariel Giannuzzi de Borgo Novo Publicidad; nos comentaron los objetivos de la Fundación (posicionar a la Ciudad de Rosario), y el trabajo conjunto que se vienen realizando junto a la Municipalidad en ese sentido. Ambas instituciones estuvieron a cargo de la organización, puesta en marcha y financiación del Press Tour.


 Llegamos a City Center, un complejo enorme y lujoso, que integra un Hotel Pullman (que inicialmente fue operado por Accor), un centro de convenciones y un casino fascinante. El complejo es el más grande de Latinoamérica en su tipo (127.000m2), desarrollado por Casinos SA (la española CIRSA y Casino Club SA de capitales argentinos).

Acompañados por la Gerente de Marketing de City Center, Romina Feijomil, recorrimos el gigantesco casino, de una arquitectura muy moderna, con juegos de luces de colores (Leds), 2.100 ‘maquinitas’, interesantes juegos espaciales (doble y triple altura), hasta llegar a las salas VIP ($5.000 apuesta mínima) con una ambientación muy especial. El casino tiene hasta locales comerciales y un banco, y un parking para más de 2.000 autos.

Luego recorrimos el Centro de Convenciones, y en especial el Salón Gran Paraná con capacidad para 3.000 personas (divisible en 3), utilizado para recitales, banquetes, etc. El primer piso cuenta con otras salas menores (para 250 personas), más vinculadas al Hotel Pullman, que es categoría ‘5 estrellas de alta gama’, al cual llegamos a recorrer en el sector del lobby.

ALMUERZO CON FUNCIONARIOS

Luego almorzamos en el restaurante Free Pass de City Center, junto a funcionarios de la Fundación, y  Municipalidad de Rosario. Nos habló el Presidente de La Fundación de la Ciudad de Rosario, Carlos Cristini; quien comentó ‘esta fundación no trabaja en la coyuntura, sino siempre mirando el futuro’, y agregó: ‘ésta es una de las 11 fundaciones en el mundo que se dedican exclusivamente al posicionamiento de las ciudades’.  Luego nos acompañó el actual intendente de la Ciudad de Rosario, Ing. Miguel Lifschitz, con quien tuvimos la oportunidad de charlar ‘mano a mano’, sobre los avances de la Ciudad sobre temas de inclusión social, infraestructura, cultura; en un momento dijo: ‘la realidad se construye, pero primero hay que imaginarla’; luego reflexionó: ‘Rosario no es la misma que hace 15 años atrás, tanto en lo urbanístico, lo económico, lo cultural, deportivo, político, etc’. Remarcó Lifschitz que el 90% de las iniciativas de su gobierno necesitan de acuerdos y trabajos entre los sectores público y privado.

Claudio de Marchi, Director General de Comunicación Social  de la Municipalidad, resaltaba: ‘Rosario no es sólo el boom de la soja, hay muchos logros para mostrar, desde la excelencia universitaria, el liderazgo en materia educativa y de salud, su infraestructura hotelera…
Otros temas que se comentaron: hay 5 nuevos proyectos hoteleros que incorporarán 1000 camas a la oferta existente, el proyecto de un predio ferial, los 35km del cordón portuario, con una capacidad de molienda que es la más grande del mundo (pasan 5000 buques al año), 29 terminales portuarias, inversiones anunciadas por USD 600M para proyectos de biodiesel.
Se habló también sobre los clusters (apoyados por la Fundación) orientados a productos de frío para el hogar (heladeras y freezers), y frío industrial (cámaras frigoríficas). Comentaron que se están capacitando 3 niveles de demanda laboral: 1) capacitación de obreros en la localidad de Alvear, 2) escuelas técnicas donde el clúster los dota de nuevas tecnologías, 3) a través de un convenio con una universidad de Minas Gerais, impulsar un posgrado en ingeniería del frío.

Más datos de interés
: las ferias y congresos que movían 30.000 personas en 2002, llegaron en 2008 a las 650.000 personas. También se apuesta a crecer en la ‘certificación de alimentos’, algo muy ligada a la actividad agropecuaria y su salida por el Puerto de Rosario. Nuevos desafíos: nuevas rutas aéreas para el Aeropuerto de Rosario (todavía muy dependiente de Buenos Aires); aunque comentaron que LAN estaría por abrir una ruta Rosario-Lima, que permitiría hacer puente con otros destinos en EEUU, y así evitar la escala de Buenos Aires. También estaría por cerrar acuerdos Copa Airlines.

Otros programas de la Fundación
: Rosario Más Limpia, programa que se articula con la Municipalidad y que ya ha dado muy buenos frutos. Huertas Productivas: son tierras fiscales que se entregan en comodato a familias carenciadas (1Ha por familia), y que la Fundación ha colaborado para la parcelización, el tratamiento de agua, y la comercialización de los productos (se han adjudicado a la fecha 30Has, y se entregarán otras 30Has en los próximos 2 años).

MONUMENTO A LA BANDERA

Comenzamos luego a recorrer la zona histórica, acompañados por el profesor Fernando Álvarez , quien nos comenzó a ilustrar sobre los hitos históricos de los orígenes de la Ciudad. Comenzó señalándonos el emplazamiento donde está la Catedral, ‘el lugar histórico donde empezó a crecer el primer poblado, que tuvo su localización  estratégica por estar en un punto intermedio entre la Capital del Virreinato y la ciudad de Córdoba; y la ventaja que brindaba el calado del Río Paraná’. También avizoramos la zona donde acampó Belgrano que viene a tomar posesión de sus tropas en 1811 en tierras que pertenecían en aquella época a la familia Marull., del lado donde está el Monumento a la Bandera.
En los primeros años de esta ‘Villa’, el líder había sido Celedonio Escalada, un personaje que  colaboró con San Martín brindándole información estratégica para la Batalla de San Lorenzo (‘única batalla que libra San Martín en territorio nacional’).

A partir de 1852 Rosario comienza a auto administrarse, a partir del nombramiento como ciudad propuesto por Urquiza, dado el crecimiento demográfico y comercial. A medida que nos acercamos al siglo XX, Rosario duplica su población cada década. El ferrocarril y los ingleses son factor clave de ese crecimiento. Quedan como ‘rastros ingleses’ los barrios de Fisherton, el club Newll’s Old Boys (el señor Isaac Newll había venido a dirigir la Escuela Anglo Argentina).
Otro personaje clave de la historia rosarina: el Intendente Luis Lamas (intendente desde 1898), quien ordenó construir el Parque de la Independencia (‘el intendente de los árboles’), y puso la ‘piedra fundamental’ del Monumento a la Bandera. También fue importante la influencia de la inmigración italiana, que comenzó a llegar desde 1880 (‘jerarcas genoveses’), que comenzó a trabajar y tener influencia sobre el Puerto de Rosario.

El Puerto comenzó a tomar fuerza a partir de 1902 cuando comienzan a operarlo 2 empresas francesas. Rosario pierde control del Puerto en 1943 cuando se nacionaliza (‘o sea en manos de Buenos Aires’). Nos mostraron los últimos edificios del Puerto, y alcanzamos a ver los terrenos donde se edificará el Puerto de la Música, proyecto que donó el arquitecto brasileño Niemeyer; ‘un proyecto que reposicionará automáticamente a la Ciudad de Rosario a otro nivel’ (una Fundación está trabajando en el fund raising para esta obra).

Llegamos finalmente a las Barrancas del Paraná, y las proximidades del Monumento a la Bandera y otras anécdotas del pasado, presente, y futuro de Rosario.

Desde la calle Santa Fe, ingresamos al Monumento a la Bandera (por debajo de la Plaza), y comenzamos el recorrido acompañados por el presidente del Monumento, Miguel Carrillo. Con él ingresamos a la Galería de Honor. Desde allí comenzó ubicándonos en el tiempo y en el lugar, cuando había sólo 600 habitantes, ganadería extensiva y comercio por carretas, que paraban en la Iglesia a 100mts del Monumento: unas que iban hacia Buenos Aires (actual calle Buenos Aires), otras hacia Córdoba (actual calle Córdoba), y la tercera hacia Santa Fe (actual calle Santa Fe).

Hacia 1872 un genovés tuvo la iniciativa de crear un monumento para la bandera, que recién se concretó en el siglo XX. En 1939 se llamó a un Concurso, que tuvo como ganadores al equipo formado por los arquitectos Alejandro Bustillo, Ángel Francisco Guido; y los escultores Alfredo Bigatti, y José Fioravanti. Pudimos ver las maquetas del proyecto ganador y de otros 3 participantes seleccionados (todos con estilo ‘monumentalista’). La construcción finalizó en 1957, con algunas diferencias respecto al proyecto original (ver fotos). ‘Es un monumento continente, no para sentarse a contemplarlo sino a recorrerlo desde diferentes ángulos y encontrar diferentes espacios’.

La Galería de Honor, inaugurada en 1956, además de tener en vitrinas símbolos patrios, el sable de Belgrano, etc; representa la confraternidad latinoamericana, por eso se muestran en vitrina todas las banderas con sus escudos, flor nacional, y una memoria descriptiva de cada país (ver fotos). Los extranjeros suelen fotografiarse con la bandera de su país. La galería cuenta con descripciones en braile. Se dejó un lugar especial para las banderas de España (Madre Patria) e Italia (mayor cantidad de inmigrantes). Vimos un sector especial dedicado a la Antártida, con banderas que fueron izadas en el Continente Helado.

Curiosidades de las banderas: que la bandera de Haití fue la primera del continente (1801), que la bandera de México tiene el escudo Azteca en su centro, que Perú tuvo una primera versión de bandera diseñada por San Martín (ver gráfico), la bandera de Nicaragua que es muy parecida a la de Argentina, etc. La bandera original de argentina tuvo dos bandas horizontales, una superior blanca y otra inferior celeste. Esto se desprende de un cuadro de 1815 encargado por el mismo Belgrano, donde las que figuran en el retrato responden a ese diseño.

Estampillas: Murillo nos mostró las estampillas que compraban los estudiantes para solventar los gastos del Monumento. En los libros se asentaban los alumnos que visitaban y compraban las estampillas (se pueden ver los nombres de José Luis Borges, Mujica Lainez, entre otros conocidos).

También vimos un cofre de madera tallado con motivos indígenas, y en su interior el Libro de Visitantes Ilustres (ej firmado por Juan Pablo II). En el subsuelo visitamos una muestra que muestra una cronología desde los orígenes de la Patria hasta nuestros días; y un lugar que se está por terminar (de acuerdo al proyecto original), dedicado a homenajear a las Provincias.

Finalizando con el recorrido interior, visitamos la Cripta donde se exhibe una imponente estatua de Manuel Belgrano, lugar de referencia donde se izó por primera vez el Pabellón Nacional. Murillo aclaró que no se enterró allí a Belgrano sino en Buenos Aires, como él lo había solicitado. Desde la Cripta accedimos a la Torre (70m) que tiene un mirador espectacular (ver foto) hacia la Ciudad. Bajo el sol abrasador nos dirigimos hacia la Escalinata, donde se suelen realizar actos patrios, actos políticos, y representaciones culturales (esa noche cantó León Gieco), y luego fuimos hacia el Propileo donde se encuentra la Llama Votiva al Soldado Desconocido (debajo hay una urna con restos óseos de soldados); y desde éste lugar fuimos por un pasaje rodeado de esculturas de Lola Mora sobre espejos de agua, hacia la Plaza 25 de Mayo, para divisar de allí el Monumento.

MUSEO DE LA MEMORIA

Luego de visitar el Monumento a la Bandera nos dirigimos hacia la Parque España, una fuerte inversión que hizo España en Rosario para conmemorar el Quinto Centenario de la llegada de Colón a América. Debajo del Parque nos mostraron un largo túnel que conecta al Casco Histórico de la Ciudad con la pujante Zona Norte. ‘Rosario tiene mucha arquitectura del siglo XIX, al igual que lo que ocurrió en Buenos Aires’, comentaba Fernando Álvarez.

El Museo de la Memoria fue una de las ‘paradas’ más impactantes del tour, por tratarse de temas sensibles, tratados con respeto, sobriedad y buen gusto artístico. Hicimos la recorrida con el mismo director del museo, Rubén Chababo. En este edificio funcionó en los ’60 y ’70 el Comando del Segundo Cuerpo del Ejército. ‘Este no fue un lugar de detención ni de exterminio, pero sí desde donde se tomaban las decisiones’. La casa fue desocupada en el ’83, y los organismos de Derechos Humanos reclamaron que este lugar se convirtiera en un ‘sitio de memoria’, que llevó un largo proceso (hasta el 2010).

La casa tiene diferentes pisos, con muestras permanentes y temporarias (ej en el 1er piso la colección de un fotógrafo estadounidense que trata el genocidio guatemalteco). El museo cuenta con un Centro Documental que tiene archivadas fotografías, causas judiciales, todo digitalizado. Se organizan visitas escolares. El presupuesto es sustentado por la Municipalidad de Rosario. Desde Inmobidiario preguntamos con todo respeto, si el Museo recordaba en algún sitio los asesinatos a militares por parte de grupos armados (ERP, Montoneros), a lo que se nos respondió que ‘hay otros sitios en Rosario que rinden homenaje a los militares caídos’.

Nuestra humilde opinión: pensamos que será muy valioso que algún día se aclare en éstos ámbitos, que la violencia armada de grupos civiles, también debe ser repudiada, sobre todo cuando el Museo es visitado por grupos escolares que ven aspectos tan sensibles de nuestra historia. Fuera de esta ‘digresión’, el Museo de la Memoria es un lugar digno de ser visitado, y muestra un tratamiento del tema muy respetuoso, sobrio, y con alta calidad artística.

HACIA EL MUSEO CASTAGNINO

Al salir del Museo de la Memoria volvimos a recorrer el Parque Independencia, pasamos frente a la cancha de los ‘leprosos’ (NOB), y frente al Museo Histórico Julio Marc (ver foto). Recordamos nuevamente que la forestación del parque fue impulsada por el Intendente Lamas. Nos apuntaba la Lic. Julia Gutiérrez Oschmann, que Rosario tiene un índice de espacio verde (11,5m2/hab), muy cercano a lo que recomienda la ONU (13m2/hab); y que esta cifra apenas llegaba a 7m2/hab 20 años atrás.

Fernando Álvarez también nos marcó en el recorrido el Jardín de los Niños, que luego visitaríamos al día siguiente, donde era el antiguo zoológico. El Tríptico de la Infancia que se basa en teorías pedagógicas de un italiano Tonucchi. ‘Rosario tuvo un premio de la UNESCO por su trabajo con la infancia’. Pasamos frente al Hipódromo, al Rosedal (evocando a España), el monumento de Belgrano en el centro del Bv. Oroño, hasta llegar al Museo Castagnigo, en la intersección de Oroño y Pellegrini (ver foto).

Llegamos finalmente al Museo Castagnino, uno de los museos de bellas artes más importantes del interior del país. Deriva de la donación de Juan Bautista Castagnino, hijo de estancieros. Cuenta la historia que Castagnino organizaba exposiciones, pero que cuando contrajo tétano en una exposición de tapices, sabiendo que iba a morir organiza la donación para este museo.
La guía del Museo nos comentó que el museo fue proyectado por Hilarión Hernández Larguía que fue una donación a la municipalidad de Rosario de la señora. Rosa Tiscornia de Castagnino en memoria de su hijo Juan Bautista. El museo tiene 2 pisos, lucarnas, y un sistema circulatorio circular.

Originalmente los muros estaban revestidos en tela (por razones acústicas – se realizaban conciertos). Visitamos la muestra de arte contemporáneo, que es considerada la más importante del país (‘se puede recorrer la historia de la abstracción de Argentina’), del cubismo, etc.; un salón de puntura francesa del siglo XIX, obras del Renacimiento de los Países Bajos. Uno de los trabajos expuestos que más impactaron fueron las de Berni, las de Goya, y el arte abstracto del rosarino Lucio Fontana; y las obras donadas por León Ferrari.

LA NOCHE ROSARINA

La Fundación de la Ciudad de Rosario homenajeó a la delegación con una cena en un restaurante ‘cheto’ de la Zona Norte de Rosario conocido como ‘La Coneja’, con playa propia y vista hacia el puente colgante Rosario-Victoria iluminado. Durante la degustación del exquisito pacú a la parrilla escuchamos un concierto de tango-folclore con piano y guitarra, y un show de karaoke bien divertido. De regreso al hotel, la coordinadora del tour nos convenció visitar algún lugar cool de Bv. Oroño, así es que terminamos degustando tragos en Rock & Feller, cargando las baterías para las actividades del segundo día.

Copyright - Derechos Reservados
22 NOV 2011

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Copyright © - Todos los derechos reservados Producido por Fernando Romero