Recibí GRATIS el News
EDITORIAL| CARTAS

El futuro depende del color del cristal

Por Jorge Brugo
Axis Real Estate
Presidente

El futuro depende del color del cristal a través del cual se lo mira’.

Existen todo tipo de expertos que predicen el futuro, como por ejemplo que a nivel global, el 2011 en términos económicos será mucho mejor que el 2010. Hay otros que hablan de una segunda caída significativa en el mercado que podría ser mas profunda que la de 2008. Estos expertos también predijeron que la recesión había acabado, que la fiebre porcina mataría a todo el mundo, que Katrina no tocaría Nueva Orleans o que el ajuste inmobiliario en Estados Unidos seria del 9%. Estos expertos existieron en todas las épocas, desde los que afirmaban que la tierra era plana o que el universo giraba alrededor de nuestro planeta.

La realidad es que nadie sabe a ciencia cierta que ocurrirá y que como es usual, algunas compañías tendrán años record de ganancias y otras se irán a la bancarrota. Lo mismo ocurre con las ciudades, con los países y con las regiones. La economía es el resultado de las expectativas de la gente. Mientras en Brasil se vive en la euforia de un boom, generando un ciclo positivo en la economía, España vive una de las crisis mas profundas. España tarde o temprano saldrá adelante y Brasil ajustara seguramente luego del mundial y tocara a nivel local, adaptarse a estos cambios para poder navegar los ciclos de manera efectiva.

Siempre existirán gurús que inventen algún indicador mágico con el cual predecir el futuro. La verdad sin embargo es que la realidad es mas "compleja" que un indicador aislado, pero también que la parálisis generada por el miedo inflingido por este tipo indicador puede superarse de manera muy "simple". El futuro se crea con base a las acciones del presente y la comunidad en la que operamos depende de la calidad de los actos y decisiones individuales.

Los hechos son que: el 2011 solo será mejor que el 2010 si cada uno de nosotros hacemos que así lo sea. La recuperación y el estimulo económico "somos" cada uno de nosotros y la manera en como actuemos "hoy" en términos de inversión y consumo, condicionara dicho futuro. La economía en general depende de nuestra economía individual y de la inteligencia con la que actuemos.

Si dejáramos de preocuparnos por hechos y noticias aleatorias a nivel global y nacional y tomáramos acción local, cambiaríamos la realidad. Ningún individuo o empresa por si mismo puede afectar la totalidad de su comunidad, pero si se puede propiciar un cambio positivo mediante la sumatoria de las acciones individuales, simplemente actuando con grandeza, esto es, haciendo lo "mejor posible" desde cada posición de responsabilidad, sea la que sea.

No es el mercado lo que importa, es cada submercado, no es la industria financiera, sino cada una de nuestras relaciones bancarias. Estos son el resultado, no la causa. La integridad con la cual manejemos estas relaciones y nuestras decisiones es lo que hace la diferencia.

Siempre habrá noticias negativas, sobre guerras, bombardeos, ataques, crímenes, chismes de la farándula y escándalos de todo tipo. Estas noticias consumen nuestra energía y contaminan la calidad de nuestras acciones. Sin embargo también hay noticias positivas e inspiradoras, actos heroicos cotidianos que nos renuevan la esperanza y aumentan nuestras fuerzas, dándonos la dosis necesaria de energía, para producir contribuciones positivas.

En términos económicos e inmobiliarios es vital tomar acciones específicas y concretas en función de nuestros mercados puntuales, buscando la manera de transformar cada dificultad en una nueva oportunidad. En economías en recesión la oportunidad estará en la restructuración de las deudas, la reevaluación de activos, la obra pública, la creación de nuevas políticas que sienten las bases para un nuevo marco de crecimiento.

El futuro puede ser un campo de rosas o un campo de espinas y depende de una sola cosa. De cada uno de nosotros ... y del color del cristal con el que lo miramos. Este color determina nuestros actos presentes y estos actos moldean el futuro que nosotros mismos nos creamos.

Copyright - Derechos Reservados
08 ENE 2011

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Copyright © - Todos los derechos reservados Producido por Fernando Romero