Recibí GRATIS el News
CARTAS

Un 9 de Julio econůmico

'Deberíamos tomar nuestro 25 de Mayo como la revolución del sistema financiero' (R. Brenner)

Por Moisés Resnick Brenner
Presidente de la Comisión de Economía del Centro Argentino de Ingenieros
Integra la Cátedra de Deuda Externa de la Facultad de Derecho de la UBA


El 25 de mayo de 1810 nuestro pueblo quiso "saber de qué se trata", enterados de lo cual los dirigentes que entonces se hicieron cargo tomaron las decisiones que permitieron declarar la Independencia el 9 de Julio de 1816. Hoy deberíamos estar asegurando nuestra independencia económica.

Deberíamos tomar nuestro 25 de Mayo como la revolución del sistema financiero, en bien del país y de su gente, y no sólo de los bancos, poniendo en marcha un plan B, basado en no pedir quitas por insolvencia, sino en pagar la deuda previamente verificada. De esta manera dispondríamos de recursos para pagar a nuestros abuelos el 82% de las jubilaciones dispuesto por la Constitución Nacional, antes de que mueran.

Es falso que "volver" a los mercados internacionales signifique obtener créditos a una tasa de interés de un dígito. Para acceder a los mercados internacionales, la Argentina debe pasar primero por el examen del FMI, mientras que los EE.UU. se endeudan sin que se auditen sus cuentas.

Cuando el Senado de los EE.UU. aprobó la emisión de US$ 290 mil millones incrementó su deuda a US$ 12 billones (o sea, sesenta veces más que la deuda argentina) comprometiendo a sus 300 millones de habitantes a llevar una carga de US$ 40 mil per cápita, que tendrá que pagar ocho veces más que un argentino, considerando una deuda de US$ 200 mil millones entre 37 millones de habitantes a razón de US$ 5 mil cada uno.

No hay que  pedir quitas por  insolvencia, sino pagar deuda  verificada.

La experiencia nos muestra que la confianza en el dólar no depende de su relación con el PBI, sino de la potencia del país emisor. Argentina es sujeto de crédito por su potencialidad en sus productos exportables.

No tiene sentido que para tratar de obtener un préstamo de U$S 1.000 millones, haya que comprometerse a hacer los "deberes", más cuando las reservas del BCRA superan los US$ 50 mil millones.

Hay que marcar la diferencia entre desendeudarse, que es cancelar una deuda, cuyo resultado es una disminución; o el canje, que es una novación que supone una obligación anterior que le sirve de causa a la que se le agregan los intereses, en cuyo caso la deuda aumenta.

Copyright - Derechos Reservados
12 JUL 2010
Copyright © - Todos los derechos reservados Producido por Fernando Romero