Recibí GRATIS el News
SEGUROS| HIPOTECARIOS

Detalles a tener en cuenta al firmar un crédito hipotecario

Importante tomar recaudos al contratar el seguro de vida al tomar un crédito hipotecario
Por Jorge Kancepolski

Cuando un banco otorga un crédito hipotecario exige – entre otros requisitos – que el solicitante tome un seguro de vida para garantizar el saldo de deuda en caso de que fallezca (ya sea por enfermedad o por accidente) antes de terminar de pagar su deuda.

El cliente del banco tiene derecho a tomar ese seguro con cualquier compañía autorizada por la Superintendencia de Seguros de la Nación, en la medida que ponga al banco como beneficiario a título oneroso. Pero es práctica generalizada – aunque reñida con los derechos del consumidor – que le exijan al cliente que se asegure con alguna compañía del mismo grupo accionario que el banco o vinculada a este por algún acuerdo comercial.

En algunos casos ocurre que la solicitud del seguro de vida pasa a ser uno más de los formularios a completar e incluso se hace firmar en blanco, sin prestar la debida atención a cada uno de los ítems a responder. Asuntos tan comunes como valores altos de colesterol, hipertensión, enfermedades crónicas, operaciones, enfermedades infecciosas, traumatismos, toma de medicamentos, etc. no declarados con detalle, pueden ser causa de que si se produjera el siniestro el seguro fuera declarado nulo por la compañía que lo otorgó.

Esta circunstancia llevaría a que los herederos del deudor fallecido pudieran perder la propiedad adquirida si no asumieran el saldo de deuda, quedando desprotegidos a pesar de las cuotas pagadas. Y esto, lamentablemente, sucede...

La contratación de un seguro de vida es un asunto sumamente delicado, ya que la información volcada en la solicitud es una declaración jurada cuyos contenidos deben permitir que los analistas de riesgo de la compañía evalúen adecuadamente si otorgarán la cobertura a precio estándar, recargarán el costo con una “extra prima” o rechazarán la solicitud. Las razones para aplicar una extra prima o rechazar una solicitud están en relación directa con el estado de salud del solicitante y con la práctica regular de alguna actividad de riesgo (por ejemplo, un deporte como el aladeltismo o un trabajo como el de piloto civil). Cualquier póliza de seguros de vida puede ser invalidada si los analistas de riesgos de la compañía de seguros consideran que una falsa declaración o reticencia hubieran significado una apreciación diferente de las condiciones de asegurabilidad del cliente.

En conclusión, sugerimos que antes de firmar, el futuro deudor:

● Consulte en la Superintendencia de Seguros de la Nación (www.ssn.gov.ar) la situación de la compañía de seguros con la que se tomará la póliza (solvencia, cantidad de juicios que tenga, etc.),
● Averigüe el costo específico del seguro de vida que le da el banco y lo compare con el de cualquier otra compañía que opere en plaza,
● Se informe si la cobertura incluye invalidez total y permanente y en caso de no incluirla, cuál sería el costo de incorporar ese beneficio,
● Exija al funcionario del banco que complete la solicitud de seguro a consciencia, para luego revisar cada respuesta antes de firmarla, quedarse con una copia de la misma y solicitar también una copia de la póliza una vez emitida.

Y que ante cualquier duda no deje de consultar a un especialista en seguros de vida.
Copyright - Derechos Reservados
09 ABR 2009
Copyright © - Todos los derechos reservados Producido por Fernando Romero