Recibí GRATIS el News
HIPOTECARIOS| CONSTRUCCIÓN

Estimular la compra de viviendas existentes

Por Ing Moisés Resnick Brenner
Presidente de la. Comisión de Economía Centro Argentino de Ingenieros

En el acto del lanzamiento del nuevo Plan de Vivienda, Pro.Cre.Ar, la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, afirmó que la intención es reactivar la economía a través de créditos para la construcción de viviendas, mostrando de ese modo una decisión política largamente esperada.

Si bien descartó que dichos créditos puedan aplicarse a la compra de inmuebles usados, sería de todo interés complementarla con un plan de compra de viviendas existentes que podrían entregarse en forma inmediata gracias al otorgamiento de créditos en títulos indexados a emitir.

En 1985, ante una situación similar, existían más de 50.000 viviendas en condiciones de ser entregadas de inmediato que nadie las había podido vender. Fue entonces que en el Banco Provincia de Buenos Aires creamos el plan de los VAVIS con el cual se posibilitó la venta de viviendas que nadie había podido vender por falta de créditos.

Partiendo de la base de que la actividad privada es el mejor actor en la cadena de la construcción, debemos colegir que la construcción de nuevas viviendas se llevará adelante una vez reducido el actual stock de unidades retenidas.

Del análisis del Censo 2010 surgen datos sobre dos tipos de viviendas: las particulares, que son aquellas donde las personas viven bajo un régimen familiar, y las colectivas, que son aquellas donde las personas conviven bajo un régimen institucional, como las cárceles, hospitales, geriátricos, conventos, etc.

El cuadro adjunto (hacer click
) muestra que del total de las 13.835.751 viviendas, existen en todo el país 2.494.618 viviendas particulares deshabitadas, que pueden ser segundas viviendas, viviendas de veraneo etc.

Descontando aquellas que se encuadraran bajo este último concepto, queda un número importante que pueden ser puestas en venta o en alquiler. Si tenemos en cuenta que existe un gran sector de la clase media que tiene cierta capacidad de ahorro (20% al 30% del precio de una vivienda) pero que no lo destinan a la compra de una vivienda por la falta del financiamiento complementario necesario, esta sería una forma de recrear el ahorro destinándolo a la inversión.

El desagregado del cuadro constituye una base de datos de carácter federal. Por tal razón, esta propuesta podría concretase en todo el país, creándose dentro del Banco Central un área específica de banca de inversión de segundo piso -un Banco Central de Hipotecas, con la participación de toda la banca minorista “colgada” del Banco Central- que se haga cargo de analizar los proyectos que se le presenten, sus sujetos de crédito, absorbiendo el riesgo crediticio en el otorgamiento de los créditos y operando con esa banca de inversión, que generaría los modelos de mutuos y demás parámetros para hacer homogénea las hipotecas a transar y arbitraría los recursos y requerimientos.

Con la creación de estos títulos indexados, además, se podrá invitar a aquellos propietarios que tienen viviendas para su venta y/o alquiler a aceptar los mismos como medio de pago y concretar operaciones que hoy no se concretan por falta de créditos.

Copyright - Derechos Reservados
10 JUL 2012
Copyright © - Todos los derechos reservados Producido por Fernando Romero