Recibí GRATIS el News
FINANZAS| LEGALES| TURISMO

El dólar, una pasión argentina

Hace un año y medio…
A fines de marzo del año pasado (poco más de un año y medio), el dólar cotizaba $ 4,32 - $ 4,39; y nos asombrábamos que el ‘dólar contado con liquidación’, había escalado a $ 5,11. Ya se habían comenzado a restringir los retiros de dólares en el exterior, y faltaba poco para que comenzara a galopar el dólar blue. Ante la sequía de dólares, algunos desarrollistas comenzaron el año pasado a promocionar sus proyectos, y alentar las ‘operaciones en pesos’.
A mediados del año pasado el BCRA suspendió por tiempo indeterminado la compra de divisas ‘por motivos de atesoramiento’.

Compras en el exterior
Aumentó terriblemente el flujo de turistas argentinos en el exterior. Las capas medias con algún pequeño ahorro, se lanzaron al exterior a vacacionar y comprar algunas chucherías (plasmas, computadoras, y ropa), comprando pasajes en cuotas, etc. Batimos récord de cantidad de turistas argentinos en tierras chilenas, donde los precios de los artículos electrónicos se parecen bastante a los que encontramos en Miami. No olvidemos que en los primeros meses del cepo, hubo muchos argentinos que fueron al banco a comprar dólares (a cambio oficial obviamente), disfrazando su rol de viajeros, mostrando paquetes turísticos que habían ‘comprado’, pero que luego eran devueltos.

Usar la tarjeta todo lo que se pueda
A pesar de los nuevos impuestos para gastos con tarjeta en el exterior (20% deducible de ganancias); el uso de los plásticos en el exterior se espiralizó.

Otro curro: ‘comprar billetes’ con tarjeta en ATMs del extranjero, algo que también fue regulado para evitar los excesos. Durante unos meses que duró la avivada, algunos argentinos viajaban a Carmelo, Uruguay, con varias tarjetas, para retirar dólares, y venderlos en el mercado blue de Buenos Aires. Otros más creativos iban a los casinos, compraban fichas con tarjeta (no jugaban), y luego las devolvían para hacerse de unos cuantos U$ dollars.

La fiebre del dólar no se detuvo: hubo argentinos que alquilaron propiedades en Uruguay, pagando los alquileres en dólares con tarjeta, las inmobiliarias le retenían una comisión, y como la propiedad en realidad no se alquilaba (pero la inmobiliaria recibía los dólares de la tarjeta), el inquilino recibía un reembolso, que aunque reducido, al ser en dólar billete, se hacía una buena diferencia. Se conocen varios casos de auto-alquileres.

La compra compulsiva de tiempo compartido
Con tal de comprar con el valor del dólar oficial, los argentinos comenzaron a pagar sus próximas vacaciones, y de los años venideros, para anticiparse ante una eventual devaluación más fuerte del dólar oficial. En el mercado local, las líderes son RCI e Interval (75% y 25% respectivamente de market share). De las 2.000 semanas que se vendieron en 2011, se pasó a 2.500 el año pasado, y se proyectan 3.300 para este año. El más vendido en 2012 fue el complejo RCT, en Chapadmalal (500 unidades), promocionado por el Banco Credicoop.

Hasta los camioneros se benefician
Para ganar en competitividad, los fleteros piden a sus clientes que le paguen con tarjeta en dólares billete, y a cambio, les ofrecen una rebaja del 20%. Como la brecha entre el dólar oficial y el paralelo es tan grande, hay negocio para todos. Los que chillan son los transportistas uruguayos, que van perdiendo terreno frente a los pequeños operadores logísticos de nuestras pampas. El 57% de las compañías transportistas nucleadas en ATACI (Asociación de Transportistas Argentinos de Carga Internacional) ofrecen sus servicios de logística entre Argentina y Uruguay.

Negocios inmobiliarios puntuales con extranjeros
‘Cuesta encontrarlos, pero los hay…’ Son extranjeros que compraron propiedades en Buenos Aires entre 2006 y 2008. A ellos se les puede comprar un departamento de hasta USD 500 mil, y hacer la operación con tarjeta. La condición: que el extranjero lo haya comprado a través del mercado único y libre de cambios, y que haya residido al menos un año y medio en él.
Como todavía algunos extranjeros no conocen esta posibilidad, aprovecharon algunos compradores, quienes no hicieron demasiado ‘regateo’, ya que se trataba de un negocio pingüe por esta historia de los dólares de diferente color.

Las opciones bursátiles
Logró muy buena aceptación el Bonar VII (la nueva versión del Boden 2012), que se compraba en pesos y se recibían dólares billete a su vencimiento. Llegó a mover $ 150M en 1.000 operaciones. Esta operatoria quedó minimizada cuando la Secretaría de Comercio suspendió la operatoria conocida como Dólar MEP (Mercado Electrónico de Pago), una operatoria similar a la del dólar ‘contado con liqui’, ya que se compraban títulos en pesos, y luego se los podía canjear por su versión nominada en dólares.
Más opciones
El Cupón PBI, pagará dólares a fines de 2014, si la economía crece más de 3,21%.
Boden 2015: vence en octubre, el mes de las próximas elecciones presidenciales.
Tambiél el bono Discount y el Global 2017, que pagarán interés semestral en dólares.

Copyright - Derechos Reservados
09 OCT 2013

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Copyright © - Todos los derechos reservados Producido por Fernando Romero