Recibí GRATIS el News
FACILITY MANAGEMENT| OFICINAS

Características de los mejores lugares para trabajar

En un reciente estudio, la empresa JonesLangLasalle (JLL) enumeró los 8 atributos comunes de los ambientes de trabajo que consistentemente fomentan la innovación, impulsan la productividad y aumentan los ingresos. La investigación muestra que el 73% de los ejecutivos de inmuebles corporativos entrevistados enfrentan grandes expectativas en torno a la mejora de la productividad del espacio de trabajo, mientras que el 62% sobre la productividad de las personas.

Los 8 atributos de los ambientes de trabajo que agregan valor:

Colaboración. Crear una comunidad colaborativa de trabajadores con funciones cruzadas que quieran interactuar juntos para resolver desafíos.

Refleja la marca de la compañía y está alineado con sus valores. Una misión compartida –no políticas específicas- crea una organización flexible y de alto rendimiento. ‘Cuando la cultura es un fuerte reflejo de la visión del CEO, se crea un vínculo subyacente y se  fomenta un sentido de identidad.’ 

Mayor capacidad de elección y autonomía. Cuando la gente tiene más opciones sobre cómo y dónde trabajan, se les posibilita elegir el espacio más productivo para la tarea en cuestión. Esto puede suceder si se cambia de un modelo de propiedad a un modelo de membresía. 

Un gran lugar para trabajar es ágil. En una economía muy dinámica, siempre cambiante, las organizaciones que pueden adaptarse a las fuerzas del mercado y de la economía son exitosas. Las empresas que se basan en un modelo de trabajo flexible tienen la ventaja porque su cultura está conectada en la fluidez. La gente y la tecnología están en el lugar correcto en el momento adecuado, y esto impulsa la innovación dónde y cuándo es necesaria.

Capacidad de adoptar e integrar las tendencias en tecnología. Las organizaciones necesitan asegurar que tienen la infraestructura apropiada, ofreciendo la posibilidad de actualizar continuamente sin interrupción para el negocio. Como los empleados prefieren cada vez más traer su propio dispositivo (“BYOD” en inglés, de “bring your own device”), la empresa debe mantener sus redes, integrar datos y aplicar la seguridad apropiada.

Lugar como destino de elección. La configuración corporativa a través de destinos laborales puede proteger la identidad y el sentido de comunidad cultural de la organización. Si bien siempre serán necesarios los espacios de trabajo virtuales, estos no brindan el impulso cultural y la conectividad de un espacio físico compartido. Los grandes lugares para trabajar abarcan paradojas: equilibrio de los espacios de concentración con las áreas de colaboración, los espacios de reuniones formales con la interacción social, y la seguridad con la accesibilidad.

Una experiencia de alta calidad para los empleados. Si los lugares de trabajo son aburridos, monótonos y poco inspiradores, la gente no quiere venir a la oficina, y consecuentemente puede rechazar las políticas que exigen tiempo presencial. Mediante la creación de ambientes en los cuales la gente quiere trabajar, se eleva la satisfacción del empleado, cae la rotación y cambian los comportamientos produciendo productividad e ingresos.

Un gran lugar para trabajar integra la gente, la tecnología y el espacio. Cuando estos tres elementos trabajan juntos hacia objetivos comunes, pueden suceder grandes cosas. Los equipos integrados brindan un buen flujo de información, comparten la toma de decisiones y la asignación apropiada de recursos. Esto se traduce en la gente adecuada en el espacio adecuado con las herramientas adecuadas disponibles: una fórmula para el éxito.

Copyright - Derechos Reservados
29 JUL 2013

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Copyright © - Todos los derechos reservados Producido por Fernando Romero