Recibí GRATIS el News
PATRIMONIO| ARQUITECTURA

A la espera de una restauración integral del Colón

El Gobierno de la Ciudad se ha planteado como objetivo poner nuevamente en valor al Teatro Colón, considerada una de las joyas arquitectónicas y culturales de Sudamérica. El plan contempla que vuelva a abrir sus puertas para el 2010, para convertirse nuevamente en el epicentro de las mejores representaciones de ópera, ballet, música de cámara y sinfónica.

El ‘Colón’, combina en su exquisita arquitectura, rasgos del Renacimiento italiano, del neoclasicismo y de la elegancia francesa; pero su estado edilicio tuvo muchos problemas en las últimas décadas, pero pocas soluciones acertadas. El estado edilicio muestra una progresiva decadencia por falta de mantenimiento (telón, alfombras, tapizados, butacas y revoques deteriorados), y fallas en las condiciones de seguridad.
Problemas constructivos
En los años ’70 se realizó una ampliación hacia abajo (ampliación de talleres, camarines, y salas de ensayo), pero no se tomaron suficientes recaudos. Bajo el Teatro Colón corren napas subterráneas, lo que afectó los nuevos cimientos, y generó agrietamientos de tabiques (hasta el 4°piso).
La acústica también se ha visto afectada por: nuevas aberturas para salidas de emergencia, reemplazo de maderas por metales en la apertura del escenario, y las nuevas instalaciones de aire acondicionado.
Especialistas critican actualmente la falta de un adecuado diagnóstico e inventario de elementos constructivos y decorativos en los pliegos de la actual licitación. También cuestionan que las empresas constructoras que participaron en la licitación, no fueran especialistas en restauración.

Problemas operativos y presupuestarios
La paralización de las actividades (por el inicio de obras) obligó a cuerpo estable a trabajar en salas de teatro alternativas, para no suspender su trabajo. Pero en este 2008 que corre se suspendió la temporada lírica, con los problemas de continuidad que esto genera a técnicos y artistas. Por suerte sigue funcionando el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, donde se entrenan los bailarines, cantantes, y directores.
Con un presupuesto de $45M (30% del presupuesto de Cultura de la Ciudad de BA) se pagan sueldos y mantenimiento (el Ópera de la Bastilla en París gasta €200M/año).

Antecedentes
1997, los especialistas del del Istituto Centrale per il Restauro realizó estudios y dejó un dossier completo indicando qué y cómo hacer en cada área.
2001 se realizó un Masterplan que sirvió para el pliego de licitación que se efectuaron a posteriori.
Se critica que en la elaboración del Masterplan no haya participado la Dirección de Arquitectura del Teatro Colón, ni la Comisión Nacional de Museos y Monumentos, ni la Sociedad Central de Arquitectos (SCA), ni la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FADU).
2006-2007 Durante la gestión de Jorge Telerman se reflotaron los pliegos y las obras, pero luego la administración de Macri ‘paró la pelota’ para revisar el proceso licitatorio, y elaborar un nuevo plan, aunque la nueva empresa adjudicataria (Syasa SA), no presenta muchos pergaminos sobre temas de ‘restauro’.

El teatro surgió hace un siglo, respondiendo a la necesidad de los inmigrantes italianos, austríacos y alemanes, que estaban acostumbrados a escuchar óperas en el Viejo Continente. No se ha instalado un debate sobre el rol que debe cumplir en este nuevo tiempo histórico (para una elite, popular, etc.).

En las últimas décadas no ha figurado en la agenda política de los sucesivos secretarios de Cultura de la Ciudad y de la Nación; de allí que estemos frente a una gran oportunidad, para poner al Teatro Colón en el lugar que se merece, y que vuelva a ser motivo de orgullo para los porteños.
Copyright - Derechos Reservados
15 SEP 2008

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Copyright © - Todos los derechos reservados Producido por Fernando Romero