Recibí GRATIS el News
ENERGÍA| CARTAS

El derecho a recuperar YPF

Por Iñaki Colera

Todas las legislaciones del mundo contemplan la posibilidad de expropiar la propiedad privada por razones de interés nacional.

Como es lógico, para poder expropiar a alguien su propiedad, hay que antes, pagarle lo que vale, o al menos depositar el justiprecio en una cuenta bancaria. Eso es lo que establece la propia Constitución argentina.

Argentina tiene perfecto derecho a recuperar YPF, pagando lo establecido en la ley de privatización: la cotización mayor de estas dos, la media de los dos últimos años, o la de los últimos 30 días antes de la expropiación.

Esa es la norma que el propio gobierno argentino firmó cuando privatizó YPF con el entusiasta apoyo de los Kirchner.

Un país que viola sus propias leyes, no es un país serio, y manda un mensaje al mundo: no inviertan aquí, no hay seguridad jurídica, esto es una república bananera.

Me parece muy injusto para con los propios argentinos que los Kirchner lancen ese mensaje al mundo, pero cada país tiene el gobierno que se merece (España tuvo a Zapatero).

Lo que se ha hecho con YPF al expropiarla es un error, en mi opinión, pero ese no es el debate, el debate es que es ilegal en la forma, algo impropio de un país civilizado, propio eso sí de una república africana.

A Repsol no se le permitía dedicar para inversión más que el 10% de los beneficios, porque el otro 90% POR LEY debía ir a dividendos para que la familia Eskenazi tuviera con qué pagar la primera parte del expolio.

Las hemerotecas están llenas de declaraciones de los Kirchner elogiando la gestión de Repsol.

El petróleo de Argentina siempre ha sido argentino. Repsol paga lo que saca y luego lo comercializa al precio que le impone el estado argentino.

Muchos países recurren a compañías petrolíferas extranjeras porque explorar nuevos pozos, exige tecnología que no todos los países tienen, e inversiones multimillonarias que no todos los países se pueden permitir.

Finalmente, cuando Repsol compró YPF, se decía de YPF que era la única petrolera del mundo que daba pérdidas. Así de bien supo gestionarla el gobierno argentino, por eso se privatizó, veremos que ocurre ahora, el ejemplo de Venezuela está ahí bien presente y es una ventana al futuro de Argentina en los próximos años: corrupción, producción en baja, incapacidad tecnológica para explorar nuevos pozos, ausencia de dinero para acometer las gigantescas inversiones necesarias.

Estas inversiones, podría haberlas hecho Repsol si el estado no le impusiese los precios para contentar políticamente a los argentinos, y si no se hubiera querido regalar un 25% a los amigos de Kirchner hace unos años, los Eskenazi.

A pesar de eso, Repsol si invertía, y por eso se encontró el yacimiento Vaca Muerta y otros. Esto son hechos, y lo demás manipulación, desinformación y mucho fanatismo nacionalista.

Argentina necesita, como España, como cualquier país, inversiones del extranjero, pero como se comporta desde hace años como un forajido internacional, no las tendrá, y Brasil, que sí ha demostrado seriedad, cada vez dejará más y más atrás a la Argentina.

*** Nota: este medio es abierto a publicar otros puntos del vista sobre este tema tan sensible y que ha despertado polémica en estos últimos días.

Copyright - Derechos Reservados
19 ABR 2012

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Copyright © - Todos los derechos reservados Producido por Fernando Romero